el policiaco en el punto de mira
n°8

 

>> Lecturas

Kalte Monde*
Manfred Wieninger

Série Marek-Miert
Edición Haymon, Innsbruck-Vienne • 2006 • 235 páginas

Elfriede Müller
Traducción: Ernesto Rubio

 

Marek Miert, antiguo policía, ha cambiado de carrera y se ha convertido en detective privado, pero ni el éxito ni los clientes le acompañan. La tercera novela de Manfred Wieninger, a pesar de los elementos que contiene, desde la profesión de antihéroe, hasta los crímenes y las investigaciones que se llevan a cabo, no es un relato policíaco. Cuando el narrador constata que "siempre he pensado que no hay nada nuevo bajo el sol", sus palabras se pueden aplicar perfectamente a la intriga contenida en Estrellas apagadas.

Wieninger nos presenta una novela cínica sobre Austria que merece la pena ser leída. Una novela sobre el racismo cotidiano y el de sus gobernantes, que Marek Miert nos narra con una mezcla de tristeza y rabia. La historia se desarrolla en Harland, en la Baja-Austria, un lugar donde el provincialismo no podría ser más evidente. Miert es contratado por un diputado de extrema derecha como guardaespaldas, a la vez que investiga la desaparición de un viejo gato que podría ser el heredero de una fortuna. La alusión a la división de los partidos de extrema derecha, representados por el FPÖ y el BZÖ, es más que manifiesta. Wieninger describe, de forma apasionada y acusadora, cómo esta ideología ha ido echando raíces en la sociedad austriaca. Una tercera investigación, ajena a las otras dos, pero que sin embargo introduce a uno de los personajes más simpáticos de la novela, revela igualmente que Wieninger, más que elaborar una intriga policíaca al uso, busca diseñar un cuadro de la sociedad austriaca. Una vieja comunista contrata a Miert para encontrar el lugar donde desapareció su hermano, desertor en 1945, y poder enterrarlo dignamente. De esta manera se añade un nuevo elemento a la complicada trama que amenaza incluso con hacer mella en el seno de la policía, pero que, al igual que las otras dos investigaciones, no llevan a ningún sitio.

Los momentos más impactantes de esta novela son la descripción del asesinato de un "sin techo" orquestada por el diputado de extrema derecha al servicio del cual se encuentra Miert, así como los recuerdos de un incidente similar ocurrido en su juventud, cuando evitó que su amigo Peter fuera agredido por unos matones de extrema derecha. Pero en el presente, Miert no interviene, incluso cuando se encuentra con grupos de vigilancia vecinal, que cargan contra los sin techo, las mujeres refugiadas chechenas y los inmigrantes. Desesperado, no puede más que contemplar lo que ocurre.

Finalmente se comete un crimen en una urbanización, un destripador mata a varias mujeres, Miert investiga, los grupos de vigilancia intervienen y, con excepción de Miert, todos se ponen de acuerdo sobre el sospechoso: un yugoslavo, que por supuesto no es el culpable. "No pensé que el linchamiento premeditado fuera algo divertido. Algo así no es concebible más que aquí". La solución se anuncia sin necesidad de suspense. Pero no es lo que cuenta en esta novela. Es un libro ingenioso, y amargo a la vez, sobre la situación actual en Austria. No obstante, el autor parece no haberse atrevido a prescindir de las estructuras clásicas de la novela policíaca.

* Estrellas apagadas


powered by FreeFind

© 2005 europolar Portada | Editorial | Equipo | Traductores | Archivo | Enlaces | Webmaster | Plan de la web | Webmaster: Emma