Europolar is back on line
Inicio arrow Retratos arrow Tim Willocks-El infierno, son los otros
Tim Willocks-El infierno, son los otros PDF Imprimir
jueves, 04 de junio de 2009
Traducido por Empar Fernández

Tim Willocks

El infierno, son los otros

¿No consigue nuestra sociedad alumbrar más que monstruos? ¿O es más cierto quizás que es esa la esencia del ser humano que encarna y tiende hacia un mal absoluto y que las reglas establecidas, particularmente la religión, tratan de eliminarla inútilmente?

Tim Willocks, como psiquiatra, no puede dejar de plantearse estas preguntas. Quizás se ha convertido en novelista para encontrar algún tipo de respuesta? ¿O bien simplemente para levantar un acta terrorífica de algo que el médico constata todos los días?

Bad City Blues Tim Willocks

Quizá se trate también de que las palabras, que son una de las claves de su especialidad médica, dejan de existir un día solas, más allá de la terapia, y permanecen recostadas sobre las hojas.

Es Louisiana el lugar que este escritor británico ha escogido para situar su primera novela publicada en 1991, Bad City Blues. Allí se cruzan y se enfrentan Cicero Grimes, psiquiatra, su hermano Luther y Clarence Jefferson, un poli que haría pasar a los peores criminales por tiernos corderos. “Enfrentarse” es por otra parte una palabra demasiado débil para las luchas a muerte que se suceden a un ritmo infernal (pero todo es infernal en las novelas de Tim Willocks) a lo largo del relato.

Bad City Blues parece cargado de toda la violencia, pornografía, y perversidad que puede concebir un cerebro humano. Al mismo tiempo ese desencadenamiento histérico de pasiones nos sumerge en el corazón de esos humanos, incluso en el de aquellos que parecen haber perdido toda noción de compasión o empatía propia de la especie. En esta novela, la historia no ocupa un gran lugar ya que el autor está demasiado preocupado por describir el trasfondo de aquellas almas de las cuales conoce los numerosos meandros. Y si el escritor cambiase su pluma por un pincel, aparecería probablemente una obra parecida a la del “Juicio Final” de Hieronymus Bosch. Así con este primer libro, Tim Willocks se suma a grandes autores de novela negra en sus tentativas por describir el mal absoluto como Robin Cook en Yo era Dora Suares. “Yo lleno mis libros de gentes desperdiciadas que no comprenden porqué deben bajar la pendiente sin la menor queja”, explicaba el gran novelista británico. Los personajes de Willocks se le parecen. Como se parecen a los de otro escritor inglés, David Peace.

Image

“Desde su primera novela, Peace se presenta como un escritor del horror íntimo, de personajes frecuentados por las visiones del infierno en una sociedad sin piedad, un tipo de regreso (si es que nos habíamos alejado) a la barbarie.” Los propósitos de Stéphanie Benson (1) se adaptan completamente al universo de Tim Willocks que persiste y firma en sus dos libros siguientes. Green River (El olor del odio) y Bloodstained Kings (Los reyes escarlatas) en los que uno reencuentra el personaje de Cicero Grimes. Y su trinidad, leitmotiv de todos sus relatos: religión, sexo, violencia. Así, una de las protagonistas, Lenna Parillaud, explica “El único remedio contra la culpa era el castigo”. Expiar sus pecados, los de los otros, flagelación física y mental, tal es la suerte reservada a los personajes del psiquiatra del que no es difícil adivinar que se ha cruzado en el ejercicio de su profesión con pacientes presa de tales demonios (todavía en el campo léxico religioso). ¿Pero, después de todo, no es una de las funciones esenciales del escritor de novela negra dar testimonio de los tormentos y ansias del ser humano?

La orden Willocks

La Religión, su último libro acaba de aparecer publicado en ediciones Sonatine.

Relata el increíble enfrentamiento entre la armada de Soliman el Magnífico y los caballeros de su hermandad por el dominio del peñasco de Malta en el año 1565. A través de los ojos de Matthias Tanhauser –el nombre no ha sido escogido al azar ya que es un héroe digno de Alejandro Dumas– el lector se sorprenderá ante las descripciones apocalípticas de la carnicerías que se cometieron en nombre de Dios o de Alá. En primer plano de este telón de fondo las aventuras extraordinarias de este hombre que aguantará miles de penas por los bellos ojos de una condesa. El mensaje parece en un primer momento un poco simplista: Para un hombre, una mujer bella y una buena batalla son suficientes para ser feliz pero el propósito va más allá y Matthias, entre Oriente y Occidente, entre Islam y Cristianismo, es un testigo perfecto de los fanatismos de todo tipo. Willocks se encuentra cómodo en las largas escenas de batallas manejando su pluma como una cámara, utilizando todos los planos, también en aquellos momentos en los que Tanhauser se abandona a la introspección: allí, el torrente verbal marca una pausa y las palabras se colorean de poesía.

Tim Willocks parece que aquí se aleja del género negro, pero al hilo de 850 páginas de esta fresca historia reaparecen varios temas tratados ya en sus primeros escritos, empezando por el inmenso peso de La Religión que dicta muchos de nuestros actos y es a menudo el origen de los males de la humanidad.

“Si se mata un hombre, se es un asesino. Si matas millones de hombres, eres un conquistador. Si los matas a todos, eres Dios” decía Jean Rostand. ¿Y si uno es escritor de novela negra?

---------------------
(1) La langue étrange de David Peace ou l'exilé du Yorkshire (El peculiar lenguaje de David Peace o el exiliado de Yorkshire), Stéphanie Benson, 2009.

Bibliografía:

    1. Bad City Blues, 1991, Points Seuil 2007 (adaptación cinematográfica: 1999 por Michael Stevens, escenario de Tim Willocks).
    2. Green River, 1994.
    En francés: L'odeur de la haine, Plon 1995.
    3. Bloodstained Kings, 1995.
    En francés: Les rois écarlates, Points Seuil 2009.
    4. The Religion, Arrow 2007; La religion, Sonatine 2009.
    En español: La orden, Planeta 2008.
Modificado el ( jueves, 04 de junio de 2009 )
 
< Anterior   Siguiente >
© 2018 Europolar- powered by jl2i.com
Joomla! est un logiciel libre distribué sous licence GNU/GPL.

Design by syahzul, FlexiSaga.com